Desde la antigüedad, los judíos han ido adoptando apellidos para no ser reconocidos en público. Así mismo, la manera de nombrarse ha cambiado con el pasar del tiempo.

En esta entrada explicaremos qué son los apellidos judios y por qué los reyes católicos les reservaron ese rango; además de algunas excepciones. El siglo XVIII fue una época diferente para la burguesía de Europa, ya que se expandió enormemente gracias a las industrias manufactureras, como el sector textil y el automotor. Los ricos y nobles quisieron tener sus propios nombres, evitando que fuesen asociados a otros personajes o familias que se dedicaran a actividades ilícitas o prohibidas (mafia). Esta era una cuestión revolucionaria para todos ellos, ya que tenían que crear nuevas identidades en lugar de recurrir a las anteriores aristocráticas.

Historia de los apellidos judíos

Un poco antes de la expulsión de los judíos de Europa, los sistemas de apellidos empezaron a cambiar para los cristianos. En esta época, los judíos no tenían ningún apellido, sino que eran conocidos por su nombre de bendición (nomen judaicum). A pesar de que la mayoría de los judíos eran católicos, ningúns eran solamente judíos. Todos eran, en cualquier caso. En el siglo XIII, cuando comienza el proceso de expulsión de los judíos de Europa, los apellidos judíos se empezaron a llamar los apellidos cristianos, ya que aquellos eran los que se usaban. Sin embargo, la situación continuó cambiando.

Pánico Reina Victoria: ¿por qué los reyes no querían los apellidos judíos?

Al finalizar el siglo XIX, la sociedad europea estaba cambiando, a medida que la burguesía comenzaba a imponerse en la sociedad. En último lugar, el pánico de la reina Victoria del siglo XIX abrió las puertas a procesos de sufrimiento que antes eran ilegales. Como resultado, muchos miles de inmigrantes fueron expulsados de su lugar de origen. A pesar de que la minoría judía estaba siendo expulsada de Europa, los judíos fueron no contemplados. Esto era porque los reyes católicos, a pesar de que eran judíos, se opusieron al pánico de la reina Victoria. Como resultado, los judíos fueron excluidos de Europa durante un siglo. Los reyes católicos quisieron mantener una identidad científica y como resultado, no querían los apellidos judíos.

Porfía y matrimonio real: ¿para quién cambiaron los nombres?

Al final del siglo XIX, la sociedad europea estaba cambiando a medida que la burguesía comenzaba a imponerse en la sociedad. Además, el pánico de la reina Victoria abrió las puertas a procesos de sufrimiento que antes eran ilegales. Esto se reflejó en el incremento de los suicidios en público. A pesar de que la minoría judía estaba siendo expulsada de Europa, los judíos fueron no contemplados. Esto era porque los reyes católicos, a pesar de que eran judíos, se opusieron al pánico de la reina Victoria. Como resultado, los judíos fueron excluidos de Europa durante un siglo. Los reyes católicos quisieron mantener una identidad científica y como resultado, no querían los apellidos judíos.

La influencia del calendario judía: ¿por qué cambiaron los apellidos?

Al final del siglo XIX, la sociedad europea estaba cambiando a medida que la burguesía comenzaba a imponerse en la sociedad. Además, el pánico de la reina Victoria abrió las puertas a procesos de sufrimiento que antes eran ilegales. Esto se reflejó en el increíble número de suicidios. A pesar de que la minoría judía estaba siendo expulsada de Europa, los judíos fueron no contemplados. Esto era porque los reyes católicos, a pesar de que eran judíos, se opusieron al pánico de la reina Victoria. Como resultado, los judíos fueron excluidos de Europa durante un siglo. Los reyes católicos quisieron mantener una identidad científica y como resultado, no querían los apellidos judíos.

Los Reyes Católicos prohibieron tener apellido judío

Finalmente, los reyes católicos prohibieron tener apellido judío. Por ejemplo, la familia real de Inglaterra debería pasar por el proceso de registro para cambiar de apellido a Frome por Fitzroy, por ejemplo. ​La influencia del calendario judía, se volvió a mencionar para justificar esta petición. Una vez más, se demostró que los reyes católicos querían mantener una buena imagen, ​por lo que no querían tener los apellidos judíos. Esto tenía sentido para la época, ya que ​la reina Victoria era aún una mujer peligrosa.

Los Judios emigrados al exilio y muerte de la monarquía española

Finalmente, los judíos fueron expulsados de Europa durante un siglo. Como resultado, hubo una gran migración de judíos hacia América Latina y el extranjero. Como los judíos fueron excluidos de Europa durante un siglo y no tenían el derecho de emigrar, ​tuvieron que hacerlo de otra manera, ​como emigrar al exilio. Los judíos emigrados al exilio o aquellos que murieron de naturales murieron sin tener apellidos

Comparte si te ha gustado